Dólar Obs: $ 672,58 | -0,32% IPSA 0,13%
Fondos Mutuos
UF: 26.317,03
IPC: 0,20%
Nuevo reglamento para el tránsito seguro de personas con discapacidad:

Edificios y espacios públicos deberán contar con rutas de accesibilidad universal

domingo, 06 de marzo de 2016

Manuel valencia y Sebastián Sottorff
Nacional
El Mercurio

Todos los edificios construidos desde 2010 tendrán hasta tres años para adaptarse, y cada remodelación de inmuebles antiguos deberá incorporar cambios de diseño.



En un contrasentido que no es aislado, muchos restaurantes y espacios comerciales cuentan con baños con accesibilidad para discapacitados, pero que se localizan en el segundo piso, sin ningún acceso adicional al de una escalera imposible para el usuario de una silla de ruedas.

Situaciones como esta son las que busca enfrentar un nuevo decreto, publicado el viernes en el Diario Oficial, que reglamenta la construcción de rutas accesibles para personas con capacidades diferentes.

Según explica Daniel Concha, director nacional del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), la publicación del reglamento "plantea un nuevo escenario de acción, pues para los nuevos diseños se deben considerar los estándares de accesibilidad y para las edificaciones existentes inicia el plazo para hacer las adecuaciones de accesibilidad y ajustes necesarios que permiten a las personas participar de manera autónoma y en igualdad de condiciones".

Con el nuevo reglamento, por ejemplo, no solo bastará con rampas o baños para el acceso de sillas de ruedas, sino de ascensores y otros medios para llegar a ellos y garantizar un tránsito seguro y continuo.

"Las personas deben poder llegar al lugar, acceder, usar, salir e informarse dentro del edificio o espacio público, independientemente de su discapacidad", señala Andrea Boudeguer, arquitecta y directora de la empresa BAU Accesibilidad Universal, un proyecto apoyado por Corfo.

Con la norma, los edificios en construcción deberán ser recepcionados con estas consideraciones. Aquellos levantados después de 2010 tendrán tres años para adecuarse y 30 meses para ingresar el expediente con las modificaciones a la Dirección de Obras Municipales.

Los edificios construidos entre 1994 y 2010 solo deberán adaptar las nuevas exigencias en caso de remodelaciones.

Esta normativa permite hacer operativa una ley aprobada en 2010 -justo antes del terremoto-, que no había podido contar con reglamento por las prioridades que fijó la catástrofe.

El intendente metropolitano, Claudio Orrego, dice que el cambio "es un salto gigantesco desde el punto de vista de la equidad e igualdad de oportunidades para personas con capacidades diferentes".

Calles
La normativa hace exigibles rutas para personas con discapacidad visual y rampas y rebajes para sillas de ruedas.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia