Dólar Obs: $ 692,24 | -0,09% IPSA -0,16%
Fondos Mutuos
UF: 25.980,49
IPC: 0,30%
Las negociaciones tomaron cerca de seis meses:

Startup chilena Fundacity es adquirida por la norteamericana Gust

lunes, 22 de febrero de 2016

Pablo Tirado
Innovación
El Mercurio

La plataforma, que conecta nuevos emprendimientos con inversionistas, pasará ahora a ser parte de la mayor red de este tipo en el mundo. Sus fundadores seguirán ligados a ella.



Con más de 100 programas de aceleración y usuarios de 156 países en su red, la startup chilena Fundacity se ha convertido en uno de los casos de éxito más llamativos del ecosistema nacional. Gracias a su modelo de negocios, en el que ofrece una plataforma que ayuda a los inversionistas a seleccionar las mejores ideas y emprendimientos para invertir, la compañía ha logrado crecer con fuerza en América Latina.

Y eso fue justamente lo que llamó la atención de Gust, una de las mayores plataformas de startups del mundo, que acaba de adquirirla.

Según cuenta Diego Izquierdo, uno de los fundadores de Fundacity, la operación se concretó tras seis meses de negociaciones y producto del interés de Gust -la principal herramienta del mundo para inversionistas ángeles- de expandirse hacia nuevos mercados.

El emprendedor agrega que tanto él como su socio, Mikklos Grof, seguirán al frente de Fundacity, para luego ser parte del área de aceleradoras e incubadoras de negocios de Gust. "Fundacity continúa creciendo día a día y se volverá un área estratégicamente importante dentro de Gust, uniendo sus fuerzas en una única plataforma que incluirá los softwares para los diferentes tipos de inversionista y startups de más de 190 países", dice Izquierdo.

Su pasado en Chile

Fundacity tiene una historia de amor-odio con Chile. Hace un par de años, el emprendimiento, que fue parte del programa Incuba UC, lideró una denuncia contra la entidad por el no pago de la totalidad de unos recursos por $60 millones que les había adjudicado Corfo. Después de esa experiencia, los fundadores de la firma optaron por trasladarse a Brasil, donde fueron apoyados por la incubadora Seed.

Pero ese no fue el único sinsabor que vivió Fundacity, pues fue rechazada por Start-Up Chile, cuando intentó postular a él. De ese modo, se trasformó en uno de los pocos casos de éxito chileno que han logrado salir adelante sin el apoyo del influyente programa de aceleración gubernamental.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia