Dólar Obs: $ 816,58 | -0,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.275,50
IPC: 1,20%
Las Bolsas chinas viven otra jornada negra y cierran en mínimos de un año

martes, 26 de enero de 2016

Economía y Negocios Online
El Mundo

Una jornada más, las Bolsas de China han sido presa de la enorme volatilidad que las viene caracterizando en los últimos meses, y al cierre de la jornada de este martes registraban unas cuantiosas pérdidas que las sitúan en los mismos niveles de hace más de un año.
- China realiza su mayor inyección de liquidez en el mercado en tres años
- Las cinco cifras de China que asustan al mercado

Una jornada más, las Bolsas de China han sido presas de la enorme volatilidad que las viene caracterizando en los últimos meses, y al cierre de la jornada de este martes registraban unas cuantiosas pérdidas que las sitúan en los mismos niveles de hace más de un año.

El mercado de renta variable de Shanghái, el más importante del país, abrió con pérdidas moderadas, y a media sesión caía cerca del 2%. Sin embargo, como ya ha sucedido en ocasiones anteriores, en el tramo final el pánico se apoderó de los inversores, y el indicador se hundió hasta perder cerca de un 7% para finalmente ceder un 6,4%.

Con este batacazo, el índice Shanghái Composite se aleja del entorno de los 3.000 puntos y cerró alrededor de los 2.750. En lo que va de año, los mercados de valores chinos del gigante asiático se han dejado alrededor de un 22% de su valor, un hecho en gran parte motivado por la preocupación que genera la desaceleración de su economía y por la confusión creada por la política cambiaria de su banco central.

Desde las volátiles jornadas de verano, cuando las Bolsas chinas, que durante meses habían visto sus valores revalorizarse, perdieron un 40%, Pekín ha intervenido de diferentes maneras para tratar de orquestar una recuperación sostenida. Sin embargo, pese a que durante los últimos meses del 2015 pareció alcanzar cierto equilibrio, el comienzo del nuevo año se ha llevado por delante la escasa confianza ganada.

"Estampida"


"Hemos sido testigos de una nueva estampida impulsada por el pánico" declaró hoy al conocer los resultados Yang Hai, analista de Kaiyuan Securities, a Reuters. "No hay buenas noticias a la vista mientras los inversores vean afectado su estado de ánimo por el riesgo" añadió.

El descalabro bursátil de hoy tuvo lugar pese a que el Banco Popular de China anunció que había inyectado en el sistema financiero un total de 440.000 millones de yuanes (62.000 millones de euros), su mayor movimiento diario mediante operaciones en el mercado desde febrero de 2013.

Esta cantidad se suma a las tres inyecciones realizadas la semana pasada y que, en conjunto, buscan garantizar que las entidades bancarias del país dispongan de la liquidez necesaria para afrontar las vacaciones del Año Nuevo lunar (8 de febrero), unas fechas en las que se prevé un aumento del consumo generalizado.

Desde que el pasado día 19 de enero se dio a conocer que el crecimiento del PIB de la segunda mayor economía del planeta en 2015 fue del 6,9%, su cifra más baja en un cuarto de siglo, el emisor ha llevado a cabo con la de hoy cuatro inyecciones de liquidez. Ese mismo día, introdujo 84.000 millones de euros, a los que sumó 21.000 al día siguiente y 56.000 una jornada después.

Caídas en Tokio


El varapalo de hoy no se ha visto limitado a la renta variable china. En la Bolsa de Tokio, el índice Nikkei ha perdido un 2,35%, una caída que lo aleja de la barrera de los 17.000 puntos. Desde el pasado 4 de enero, las pérdidas de Nikkei rozan el 12% de su valor y se ha dejado alrededor de 2.000 puntos.

En un intento por relajar y mejorar la situación, Japón y China, las dos mayores economías de Asia, dijeron este martes que están trabajando para crear un nuevo marco de discusión para la coordinación de sus políticas económicas, como por ejemplo qué pasos seguir para estabilizar el yuan, según informó el periódico nipón Nikkei.

Ahora falta por ver cómo los resultados de los parqués asiáticos, en combinación con el precio del petróleo, afectan a unos mercados europeos que ya han abierto a la baja. Además, todos los ojos estarán puestos en la reunión que la Reserva Federal estadounidense mantendrá esta semana en la que se analizará la situación de China y cómo afecta al resto de mercados del mundo así como si procede a aumentar las tasas de interés este año.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia