Dólar Obs: $ 663,61 | -0,36% IPSA -0,29%
Fondos Mutuos
UF: 26.468,53
IPC: 0,20%
También ayudan a prevenir enfermedades crónicas:

Simples cambios en el estilo de vida mejoran la salud del corazón

miércoles, 23 de diciembre de 2015

C. González
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

En Chile, un bajo porcentaje de la población cumple con estas recomendaciones.



Cuando el corazón ya no es capaz de bombear toda la sangre que el cuerpo necesita, los médicos hablan de una insuficiencia cardíaca, un problema que va en aumento de la mano con el envejecimiento de la población, y que constituye la principal causa de hospitalización en personas mayores de 65 años.

Evitar que eso ocurra puede ser sencillo. "Life's Simple 7" -algo así como "Siete cosas sencillas de la vida"- se llama a una serie de parámetros que la Asociación Americana del Corazón (AHA) ha establecido como necesarios para mantener un corazón saludable y una óptima calidad de vida.

En concreto, se trata de controlar la presión arterial y el colesterol, reducir el azúcar en la sangre, estar físicamente activo, comer mejor, perder peso y dejar de fumar (ver infografía). Siete pautas que, según un estudio de la U. de Boston publicado ayer, reducen el riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca, un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

El problema es que, pese a lo simple que pueden parecer, son muy pocos los que las siguen a cabalidad.

Chilenos al debe

En EE.UU., el porcentaje de población que cumple con los siete objetivos se redujo en los últimos 20 años de un 8,5% a un 5,8%. En particular, las personas del estudio no lograron controlar sus niveles de azúcar en la sangre ni el colesterol, no mantuvieron su presión arterial bajo control y pesaban demasiado, precisa Vanessa Xanthakis, autora del trabajo.

"A pesar de que existe conciencia sobre la importancia de una vida sana, muchas personas no actúan sobre esos mensajes", lamenta Xanthakis.

En Chile, el panorama no es mejor. Resultados preliminares de un estudio realizado con 1.266 habitantes de la ciudad de Molina reveló que menos del 1% de la población registra un óptimo estado de salud cardiovascular. "Los peores indicadores están en el estado nutricional, el nivel de actividad física y en la ausencia de una dieta saludable", dice la doctora Claudia Bambs, investigadora de la UC y del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (ACCDiS), a cargo de la investigación.

"Es un reflejo de la realidad nacional. En la medida que no se realicen intervenciones a nivel de salud pública, esas conductas se van a transformar en problemas cardiovasculares y en enfermedades crónicas, como el cáncer", advierte.

A nivel local, diversas sociedades médicas agrupadas en la Coalición Mover iniciaron este año una campaña contra el sedentarismo. "La actividad física tiene un efecto protector importante en la salud cardiovascular", dice la doctora Sandra Mahecha, deportóloga de Clínica Meds y miembro de Mover.

En el sitio de AHA ( https://mlc.heart.org/#/ ) se puede evaluar la condición cardiovascular y conocer el riesgo de salud.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia