Dólar Obs: $ 694,84 | -0,46% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.743,77
IPC: 0,50%
Se exhiben 26 proyectos chilenos:

Con 78 países participantes fue inaugurada la Cuadrienal de Praga

sábado, 20 de junio de 2015

Cecilia Valdés Urrutia
Cultura
El Mercurio

En las tierras de la Revolución de Terciopelo tiene lugar el encuentro de artes escénicas más importante del mundo, donde se reúne lo último en tendencias en ópera y performances .



Más de 70 países se dan cita cada cuatro años -y desde esta semana- en distintos palacios, edificios y calles históricas de la ciudad de Praga, en la República Checa, para mostrar sus mejores y más innovadoras puestas en escena y proyectos de arquitectura teatral, desarrollados principalmente para óperas, grandes obras o como performances en sí.

Durante 11 días -hasta el 28 de junio-, los visitantes pueden recorrer los distintos pabellones de países, entre ellos Chile, y disfrutar de 500 eventos en 100 ubicaciones diferentes de esta hermosa e histórica ciudad, que no fue tocada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

Creada en los 60 como símbolo de encuentro entre los países del Este y Oeste, durante la Guerra Fría, en la Cuadrienal de Praga se han podido ver recreaciones -a través de videos, maquetas y/o trabajos multimedias- de las más innovadoras y emblemáticas puestas de ópera, como fue el premiado "Baile de máscaras" (Gran Bretaña), de Anthony Mac Donald, cuya escenografía fue un monumental libro semiabierto emplazado sobre el lago Constanza, u obras de arquitectura, como la de Renzo Piano y su magnífico teatro "Parque de la música".

La tendencia aquí es "a borrar los límites entre las diversas expresiones artísticas, utilizando la multimedia, fotografía, escultura y pintura en escenografías, iluminación y vestuarios", señala el anterior comisario general de la Cuadrienal, Jaroslav Malina.

Chile participa esta vez con un variado envío de 26 proyectos que incluye esencialmente óperas, obras de teatro y performances , coorganizado por la Dirac y, esta vez también por el Consejo Nacional de la Cultura, con la curatoría de María Teresa Lobos.

Entre las propuestas que exhiben resalta la puesta en escena realizada por la directora y productora de ópera Miryam Singer para "La Flauta Mágica", que presentó el Teatro Municipal de Santiago el año pasado. Un trabajo que fue apuntado por su innovación y también por su acercamiento particular (para algunos algo controvertido en su estética) a la magia de esa ópera.

Asimismo, se muestra un Macbeth de Valentina San Juan y la puesta en escena sobre el poeta Pablo de Rokha de Rodrigo Ruiz, el mismo que tuvo a su cargo el premiado "Jesus Betz", coproducción francesa chilena del ex grupo La Troppa.

La idea del espacio nacional es transmitir al público y al observador crítico "diversas temperaturas 'escénico-geográficas' que se van desarrollando en un recorrido por la sala", explica la curadora.

"Así, al ingresar a esos ambientes, el visitante percibe un color específico y una atmósfera sonora particular en las propuestas. Cada obra se exhibe a través de un video de corta duración, junto a imágenes fotográficas retroiluminadas", explican los encargados del Consejo Nacional de la Cultura.

El Reino Unido, Checoslovaquia, Alemania son países que siempre llevan propuestas potentes y emblemáticas y se espera deparen sorpresas. España participa con un envío -que incorpora al Instituto Cervantes- que hace un viaje por la escenografía española contemporánea. Y Chile tiene, además, un trabajo de alumnos de la Universidad de Chile que "refleja la visualidad del país, la que toma la cordillera y el terremoto".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia