Dólar Obs: $ 810,20 | 0,05% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.434,32
IPC: 0,60%
Hijo mayor del vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic Craig:

Andrónico Luksic Lederer aterriza en Chile para potenciar negocio minero del grupo en el mundo

domingo, 01 de marzo de 2015

Economía y Negocios

El Mercurio

Desde 2009, el joven profesional vivía en Canadá, pero en octubre del año pasado regresó al país y hoy trabaja bajo la dirección de Diego Hernández, CEO de Antofagasta Plc. ¿Su misión? Sacar adelante uno de los mayores proyectos cupríferos del grupo, que está en Minnesota. Valeria Ibarra



Estuvo más de cinco años a cargo de la oficina de Antofagasta Minerals en Toronto, Canadá, pero en octubre de 2014 regresó a Chile. Se trata de Andrónico Luksic Lederer, el hijo mayor de Andrónico Luksic Craig -vicepresidente del Banco de Chile y cabeza del mayor grupo empresarial chileno-, quien retornó para radicarse en el país. Hoy Luksic Lederer está trabajando al alero de Diego Hernández, CEO de Antofagasta Plc, el brazo minero de este conglomerado empresarial.

El retorno del primogénito está relacionado con una misión concreta y, a la vez, con un desafío de largo aliento. Su cometido más inmediato es hacer realidad el proyecto Twin Metals, un yacimiento que el grupo maneja en Minnesota, en el medio oeste de Estados Unidos. Pero la tarea de más largo aliento será pavimentar el arribo de la tercera generación Luksic en los negocios del conglomerado.

El proyecto que puede convertirse en una de las minas subterráneas más grandes del mundo

Andrónico Luksic Lederer tiene 33 años, está casado y tiene dos hijos, que nacieron en Canadá. No le gusta la exposición pública que tienen su progenitor y, en Croacia, su hermano Davor, y por eso se escabulle de eventos sociales y no da entrevistas. "Le gusta su anonimato", comenta un conocido.

Aún así y consultado por "El Mercurio", hizo una excepción en su tradicional bajo perfil para contar por qué volvió a Chile y cuál es su tarea en Antofagasta Minerals.

Todo se relaciona con Twin Metals, un proyecto minero de clase mundial, en el que el grupo ha invertido a la fecha unos US$ 200 millones.

Ubicado en una zona de Estados Unidos con tradición minera, infraestructura adecuada y en uno de los diez estados más ricos de ese país, Twin Metals posee reservas de cobre, níquel, paladio, platino, oro y plata. Todos metales de importancia estratégica en esa nación.

El proyecto tiene un estudio de prefactibilidad terminado y Antofagasta Minerals lo perfeccionará en los próximos meses, para pedir la licencia ambiental a las autoridades americanas.

"A nivel de recurso, tiene un potencial enorme y presenta la ventaja adicional de estar ubicado en una muy buena jurisdicción, como el estado de Minnesota de Estados Unidos. De acuerdo al estudio de prefactibilidad que desarrollamos entre 2013 y 2014, existe el potencial de construir una mina subterránea de hasta 50 mil toneladas por día, aunque es muy probable que comencemos con un escala de producción menor, a niveles de la mitad de este potencial máximo", cuenta Luksic Lederer.

El volumen exacto que van a producir es una decisión que la minera tomará este año, agrega. "Si no hay dificultades en las condiciones de mercado o en los procesos de obtención de permisos, podríamos comenzar a producir a principios de la próxima década", dice el profesional.

Según estimaciones del grupo Luksic, este yacimiento puede convertirse en una de las mayores minas subterráneas del mundo, que aún no está desarrollada.

Luksic Lederer ha participado desde su origen en concretar este proyecto. Para empezar, detectó los atractivos del yacimiento cuando él estaba en Canadá, ya que Duluth -la empresa junior que manejaba el prospecto minero- está listada en la Bolsa de Toronto. Los geólogos y técnicos del grupo estudiaron detenidamente el proyecto y adquirieron una participación. Así, primero fueron socios y luego compraron toda la iniciativa.

Y fue el joven Luksic quien negoció el cierre de esa operación. Como encargado de la oficina en Canadá, fue además parte del directorio de Twin Metals.

Este proyecto tomó en el grupo Luksic el lugar que en su momento tuvo Reko Diq, el megaproyecto en Pakistán que el conglomerado no pudo concretar por razones geopolíticas. O, como dijo alguna vez un geólogo del clan de origen croata, era "el mejor yacimiento, ubicado en el peor lugar para hacer minería del mundo".

Estimaciones que manejan al interior de Antofagasta Minerals apuntan a que Twin Metals puede suponer una inversión de más de US$ 1.000 millones.

Del Banco de Chile a Canadá

El tercer Andrónico Luksic de la familia estudió en The Grange School y es licenciado en Administración de Empresas de Babson College, en Estados Unidos.

Quienes lo conocen y han trabajado con él destacan que tiene un "don de gentes" impresionante.

"Sabe construir redes y negociar", dice un directivo del grupo minero.

Antes del ingreso a la minera, Luksic Lederer hizo su debut en el grupo en labores ejecutivas en el área pymes de Banco de Chile, pero luego entró a Antofagasta Minerals en 2006 y a partir de 2009 se hizo cargo de las operaciones en Canadá del conglomerado minero, cuya sede está en Toronto.

Según comentan en el grupo, desde Canadá estructuró una serie de joint ventures internacionales que le permiten al brazo minero del clan Luksic realizar exploraciones en más de 20 proyectos, en todos los continentes.

Es que Canadá es un lugar muy relevante en la minería mundial, debido a la enorme cantidad de empresas mineras listadas en la Bolsa de Toronto. Y por eso es que el grupo optó por abrir una oficina allí.

Según profesionales de Antofagasta Minerals, el retorno a Chile de Luksic Lederer es el resultado de la propia evolución de su carrera, ya que volvió con el cargo de gerente corporativo de Desarrollo Internacional, que reporta directamente a Diego Hernández, el CEO de la firma.

Pero también es parte del proceso de adquirir más experiencia, con la perspectiva puesta en el necesario relevo generacional que tendrá el grupo Luksic.

De hecho, antes de instalarse en Chile con su familia, Andrónico Luksic Lederer asumió en abril del año pasado como director de Quiñenco, la sociedad que controla los negocios industriales del grupo Luksic, como CCU, CSAV y Enex, además del Banco de Chile, entre varias otras.

Su ingreso a la mesa directiva del holding industrial se concretó ampliando el número de directores, de siete a ocho miembros.

Y con ello, se transformó en el segundo miembro de la tercera generación de los Luksic en ingresar a Quiñenco. En abril de 2013, ya lo había hecho su primo Nicolás Luksic Puga, hijo de Guillermo Luksic Craig, quien fue presidente de Quiñenco durante 25 años y falleció en marzo de aquel año (ver recuadro).

¿Pero por qué optó por la minería en su trabajo diario? ¿Por qué Antofagasta?

Cercanos a Andrónico Luksic Lederer señalan que "es por gusto, porque le interesa contribuir al desarrollo internacional de Antofagasta Minerals". Y agregan que lo que quiere es aportar para que esta empresa, que surgió desde Antofagasta y que hoy es importante en Chile, también pueda llegar a ser competitiva con las grandes mineras del mundo.

Si no hay dificultades en las condiciones de mercado o en los procesos de obtención de permisos, en Twin Metals podríamos comenzar a producir a principio de la próxima década".Andrónico Luksic Lederer

LUKSIC LEDERER asumió como gerente corporativo de Desarrollo Internacional de Antofagasta Minerals.

"Si no hay dificultades en las condiciones de mercado o en los procesos de obtención de permisos, en Twin Metals podríamos comenzar a producir a principio de la próxima década".
ANDRÓNICO LUKSIC LEDERER

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia