Dólar Obs: $ 672,41 | 0,02% IPSA 0,03%
Fondos Mutuos
UF: 27.553,34
IPC: -0,10%
Monumento Nacional:

Restauración de la iglesia de San Pedro de Atacama alcanza el 50% de avance

domingo, 04 de enero de 2015

Economía y Negocios

El Mercurio

Con una inversión de unos $550 millones , el emblemático templo del siglo XVIII está siendo recuperado por la Fundación Altiplano, el Gore de Antofagasta y la Subdere.



Es el ícono de una de las localidades más turísticas del país y fue declarada monumento nacional en 1951. Los muros de adobe de la iglesia de San Pedro de Atacama fueron levantados en 1744; su envigado es de chañar y algarrobo, y está amarrado con cintas de cuero crudo de llamo. La techumbre, en tanto, es de cactus, y está cubierta de barro y paja.

A su patrono, San Pedro, lo celebran el 29 de junio. Y ésa es la fecha que acordaron el Gobierno Regional (Gore) de Antofagasta y la Fundación Altiplano para entregar el templo, completamente restaurado, a la comunidad.

Con una inversión de unos $550 millones, los trabajos partieron hace seis meses. "No somos una constructora ni una consultora: somos un subejecutor de los gobiernos regionales para el programa 'Puesta en Valor del Patrimonio', de la Subdere. La administración anterior nos convocó para evaluar un proyecto que se había aprobado en 2009, pero que se cayó tres veces", dice Cristián Heinsen, director ejecutivo de Fundación Altiplano. "Determinamos que se podía actualizar y mejorar el proyecto, el Gore nos invitó a ser subejecutores, y se firmó un convenio para ejecutarlo en un año con la participación activa de la comunidad, a través de escuelas taller", agrega.

La fundación ya ha recuperado 31 iglesias en Arica y Parinacota, además de otros inmuebles en O'Higgins, Coquimbo y Atacama, con su modelo "Patrimonio y Desarrollo Sostenible": involucrar a la comunidad en los trabajos y en el destino de los inmuebles. "En la obra, de las 35 personas, 25 son sanpedrinos. Dejaremos todas las capacidades instaladas para que puedan hacer las reparaciones que necesiten; sabrán lidiar con una filtración en el techo o el dintel de una puerta", revela Jorge Domínguez, ingeniero a cargo de la administración de las obras.

Heinsen, en tanto, destaca que están trabajando con una mesa técnica integrada por representantes de la dirección de Arquitectura del MOP, del Gore, de la municipalidad, de la U. Católica del Norte, de la comunidad y del consejo parroquial.

"Este templo es el corazón de la comunidad. Aquí se preservan sus tradiciones prehispánicas y coloniales, y se actualiza su patrimonio intangible", dice Heinsen. Por eso también están restaurando su órgano colonial, algunas imágenes religiosas y el retablo del altar mayor.

La restauración integral de la iglesia incluye la consolidación de la techumbre y de los muros de adobe. Mientras la primera tiene un 70% de avance, en los muros están incorporando una tecnología sismorresistente: "Es un sistema de drizas que ya ha tenido muy buenos resultados. Se hace una especie de malla con cuerdas prensadas para que el edificio se mueva de forma homogénea en un sismo", aclara Domínguez.

Los trabajos en las fundaciones, en cambio, están actualmente detenidos. "Solicitamos al Consejo de Monumentos los permisos para hacer calas exploratorias y conocer el estado de los cimientos. La respuesta se retrasó más allá del tiempo reglamentario y el equipo de arqueología hizo una acción de salvataje. Así se generó una controversia que ya se está resolviendo con el Consejo de Monumentos", aclara Heinsen.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia