Dólar Obs: $ 911,49 | -1,41% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 33.047,39
IPC: 1,20%
Turismo médico: Chile busca entrar a un mercado que mueve hasta US$ 60 mil millones

domingo, 02 de febrero de 2014

Bernardita Aguirre Pascal
Economía y Negocios

Clínicas Alemana y Las Condes tienen unidades de pacientes internacionales y la Indisa y Santa María comienzan a entrar en el sector. Fedetur alerta que falta organización pública y privada para atraer pacientes internacionales.

Entre 5 y 7 millones de personas viajan cada año al extranjero en busca de atención médica. El mercado mundial es de US$ 16 mil millones solo por concepto de atenciones, y suma entre US$ 40 y 60 mil millones anuales con todo el gasto asociado.

La torta se reparte entre 50 países y entre ellos no está Chile. Fedetur está empeñado en que, más allá de nuestras playas, la Carretera Austral y el desierto de Atacama, desarrollemos el turismo en nuestras clínicas.

"Aquí hay una oportunidad para Chile, donde hay una excelente medicina, de calidad, buenos médicos, equipamientos y buenos precios. Además, hotelería y gente capacitada para atenderlos", dice el presidente de Fedetur, Eugenio Yunis.

Pero agrega que falta una organización o coordinación que le dé la seguridad al paciente. "Para lograr atraerlos hay que hacer un esfuerzo de promoción y mostrar al mundo que aquí estamos preparados", dice.

Yunis asegura que este será uno de los temas que plantearán a las nuevas autoridades para trabajar con las clínicas, el sector turístico y Sernatur.

Hay clínicas que ya atienden pacientes extranjeros. La Alemana y Las Condes tienen departamentos especializados de atención al paciente internacional desde hace más de 15 años y, además, se han certificado ante la Join Comission International (JCI), otro de los requisitos para lograr atraer a extranjeros. Brasil, que es una potencia mundial del turismo médico, tiene 12 hospitales acreditados.

Pero eso no basta para tener éxito. Brasil y los países que han tenido más éxito en América Latina, como Costa Rica y Colombia, han ido un paso más allá al coordinarse entre los centros médicos, el sector turístico y el gobierno.

Brasil, número uno



El principal destino en el mundo del turismo médico es Brasil, seguido por Costa Rica e India, que se han posicionado en los tratamientos cardíacos y ortopédicos. La siguen Corea del Sur y Malasia, con un fuerte desarrollo en cirugía cosmética y medicina alternativa.

En sexto lugar está México y luego Singapur, que tiene uno de los servicios más sofisticados en cáncer y recibe aproximadamente 610 mil pacientes anuales; luego, Taiwán y Tailandia, que se especializa en tratamientos estéticos.

Los turistas médicos vienen principalmente desde Estados Unidos y los servicios más populares son las cirugías especializadas, como reemplazos de articulaciones, rodilla y cadera, cirugía cardíaca, tratamientos de cáncer y también implantes dentales, cirugía estética o relacionada con la pérdida de peso.

Chile, más barato que EE.UU.



La ventaja de Chile, además de la calidad, está en la relativa cercanía con el principal mercado emisor de turistas médicos, que es Estados Unidos, y que los precios son hasta un 40% inferiores.

Un bypass al corazón en Chile cuesta el 16% de lo que vale en Estados Unidos. Si vienen aquí, hay vuelos directos, e incluyendo los pasajes y estadía se ahorran US$ 100 mil, dice Yunis.

Otro mercado de Chile son los países limítrofes como Bolivia y Perú, donde la medicina está menos desarrollada.

Marisú Marengo viajó desde Perú para operarse en la clínica Las Condes. Tenía epilepsia refractaria y en su país solo existía el tratamiento con medicamentos. En Chile se operó y en ocho meses no ha vuelto a tener crisis.

En 2013, en clínica Las Condes se realizaron 6 mil hospitalizaciones de pacientes extranjeros; mil de ellos viajaron de fuera, principalmente de Bolivia y EE.UU. La mayoría de las atenciones son por una segunda opinión médica, y cirugía bariátrica. También destaca tratamientos de cáncer, y relacionados con neurología, traumatología y cardiología, cuenta la gerenta comercial de la clínica, Germaine Fresard.

La clínica también vende paquetes de chequeos médicos preventivos en Bolivia, Perú, Paraguay, Uruguay y Ecuador, que incluyen pasajes aéreos y estadía en Santiago, que se venden con agencias de viajes y seguros internacionales. Tiene un sistema de "consierge" con atención bilingüe, traducción e intérprete, y tarifas especiales en hoteles.

Santiago Bustamante, de 11 meses, viajó con sus padres desde Cochabamba en Bolivia para atenderse en la clínica Alemana por un soplo al corazón. "Un amigo de mi papá se hizo un tratamiento coronario acá, revisamos en internet y vimos que este centro es muy bueno en cardiología infantil y que estaba en el segundo lugar de clínicas latinoamericanas", cuenta José Bustamante, el padre.

La Clínica Alemana y Clínica Las Condes figuran en el segundo y tercer lugar respectivamente en el ranking de hospitales y clínicas de América Economía, y esto también las ayuda a promocionarse internacionalmente.

Clínica Alemana coordina atenciones médicas, gestiona cartas de garantía con las compañías de seguro internacionales y traslados aéreos de emergencia y asiste con guías de acompañamiento a 8 mil pacientes que recibe anualmente, provenientes de más de 60 países. Vienen de Bolivia, Paraguay, Reino Unido, EE.UU. y España.

La cirugía plástica, de pérdida de peso, tratamientos de cáncer, chequeos médicos, problemas neurológicos, accidentes vasculares; urológicos, tratamientos oncológicos, problemas traumatológicos y cardiológicos son las atenciones más comunes.

La clínica se promociona en los países de origen de sus pacientes con estrategias de marketing en medios online y escritos, explica Carolina Jara, subgerenta de Medicina Preventiva, Programas y Paciente Internacional de Clínica Alemana.

Los pacientes internacionales han crecido en un 30% en los últimos años en la clínica Indisa. Según explica el subdirector médico, doctor Rodrigo Soto, vienen atraídos por la medicina de punta y los precios, desde Bolivia, Perú, Argentina y Brasil.

En Santa María reciben pacientes de Perú, Bolivia y Ecuador, que acuden para resolver patologías relacionadas con cardiología, oncología y neurología. También chequeos médicos y segunda opinión médica. Para ellos clínica Santa María dispone de personal de orientación y de un convenio con el hotel BV Travel Suites, ubicado a pasos de la institución.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia