Dólar Obs: $ 570,51 | 0,82% IPSA -0,22%
Fondos Mutuos
UF: 24.061,50
IPC: 0,10%
Operador de San Antonio advierte que barcos con carga para Chile se han ido al Callao
viernes, 05 de abril de 2013
Economía y Negocios

Marco Gutiérrez, Silvana Celedón y Constanza Rodríguez
Debido a la paralización, embarcaciones que debían recalar en ese terminal de la V Región se desplazaron al puerto peruano, y también a Valparaíso y Coquimbo. Piñas, plátanos y flores son algunos de los embarques de importación que debido al paro ha dejado de atender San Antonio Terminal Internacional (STI), concesionario portuario de esa ciudad que opera bajo el alero de SAAM, firma ligada al grupo Luksic.

Desde el lunes de la semana pasada, STI no opera con normalidad debido a la paralización en solidaridad con Mejillones que iniciaron trabajadores del terminal. Aunque 300 operarios permanentes de esa compañía no apoyan el movimiento, no pueden ingresar a las faenas que se encuentran bloqueadas, comentó el gerente general de la concesionaria, Alberto Bórquez.

El ejecutivo afirmó que en este período del año, STI moviliza cerca de 60 mil contenedores al mes y en estos días de paro ha dejado de transferir cerca de 20 mil contenedores. Entre la carga chilena de exportación que no ha sido atendida se encuentran principalmente fruta, vinos, semilla y cartulina.

Algunas embarcaciones se desplazaron a terminales como Valparaíso, Coquimbo, e incluso el Callao, Perú, para descargar carga destinada a Chile.

"Eso es muy negativo, porque la imagen del país está hoy deteriorada, mientras el Callao saca provecho de esto en un ambiente estable y con una gestión comercial agresiva para tratar de perfilarse como terminal portuario de esta parte del Pacífico", comentó Bórquez. Añadió que dicho puerto peruano está realizando importantes inversiones para expandirse.

Explicó que los barcos cargueros grandes necesitan que Chile les ofrezca servicios confiables y regulares, para llegar a tiempo a otros terminales de la región. "El riesgo futuro es que estos buques de mayor tamaño no recalen en Chile y que el país sea servido por barcos de menor tamaño desde el Callao", indicó.

Bórquez señaló que un total de 12 buques se han trasladado a otros puertos desde San Antonio. Tres esperan en la bahía y uno está atracado. Añadió que dos embarcaciones ya se movilizaron al recinto peruano del Callao.

Alberto Bórquez aseguró que el rol de los concesionarios privados en la operación de puertos no está en riesgo a raíz de la movilización. Explicó que STI ha mantenido los canales de comunicación abiertos con los dirigentes sindicales y aseguró que los operarios permanentes quieren condiciones de seguridad para volver a trabajar.

A la vez, señaló que si no se permite el ingreso de los camiones a las instalaciones portuarias, no es posible reactivar las funciones.

En 2012, los ingresos de explotación de STI aumentaron 18% respecto del año previo, alcanzando los US$100 millones. El alza obedeció principalmente al mayor movimiento en carga de contenedores.

CPC y Sofofa alertan sobre impacto en cadena productiva e imagen paísLos presidentes de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz, y de la Sofofa, Cirilo Córdova, cuestionaron ayer jueves el paro portuario.

"Esta situación es gravísima y pone el riesgo la seriedad del país en sus cumplimientos de venta con el exterior", declaró Andrés Santa Cruz.

"Si bien el daño económico y a la imagen país son tremendos, con este paro, todos los chilenos se verán afectados", advirtió Córdova.

Los dirigentes empresariales coincidieron en que esta movilización es "ilegal", y lamentaron que una negociación puntual entre una empresa y un sindicato en Mejillones haya escalado hasta el actual nivel.

"Coincidimos con el Gobierno en que esto se ha transformado en un paro político, y como la negociación se salió de su marco, ahora hay una serie de agendas y se torna más complejo resolver el problema", sostuvo Córdova.

El presidente de la Sofofa -gremio del cual es asociado el Grupo Von Appen, al cual pertenece Ultraport- sostuvo que de acuerdo con los antecedentes, Ultraport ha hecho "todo lo posible" para resolver las peticiones de los sindicatos.

Santa Cruz coincidió con esta postura. "La empresa ha ido accediendo a los requerimientos", afirmó el dirigente.

Respecto del rol del Gobierno, ambos dirigentes tienen una buena evaluación y sostienen que antes de recurrir a la Ley de Seguridad del Estado es posible tomar otro tipo de medidas.

Los presidentes de la CPC y de la Sofofa hicieron un llamado a resolver este tema a la brevedad y a retomar las actividades en los puertos, que son centros estratégicos, concluyeron.


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia