Dólar Obs: $ 555,84 | 0,29% IPSA 0,90%
Fondos Mutuos
UF: 23.685,18
IPC: 0,80%
titulo destacado_1 destacado_2 destacado_3 destacado_4 boton
SECCIONES
DESTACADOS
Waqar, el pisco premium chileno que encanta en Europa
06.04.2013
Economía y Negocios
Daniela Paleo

En Tulahuén, a 40 minutos de Montepatria hacia la cordillera, las antiguas plantaciones de la desaparecida pisquera Control (vendida a CCU) reposan tranquilas al sol del Valle del Limarí, en la Cuarta Región. Desde mediados del año 1800 estas viñas dan frutos cada año, convirtiéndolos en un verdadero manjar, según sus actuales dueños.

Tras la venta de la marca Control a CCU, las plantas de producción de la pisquera quedaron desocupadas, lo que a ojos del nieto del fundador de la firma, Jaime Camposano, era un desperdicio. Por eso decidió, junto a dos amigos (Norman Dabner y Juan Carlos Ortúzar), embarcarse en el desafiante proyecto de llevar a nivel internacional lo que consideran un producto ultra premiun : el pisco chileno. Hoy, y desde hace un año, distribuyen su producto mayoritariamente en Francia, Inglaterra y EE.UU., que son a su vez los principales focos de venta, por ser nichos de desarrollo de coctelería.

"En 2012 exportamos US$150 mil a Francia e Inglaterra -a través de un distribuidor especializado en el área, "La Maison du Whisky"-, y a Estados Unidos. Este año esperamos crecer un 50% con la entrada a nuevas ciudades y con una producción de ocho mil cajas", dice Norman Dabner, quien agrega que el plan de inversiones es de US$5 millones en cinco años y que está fuertemente orientado al desarrollo de su relación con distribuidores y al marketing.

En Chile, en tanto, comercializan su producto sólo en tiendas especializadas, como la Vinoteca, El Mundo del Vino, y en restaurantes de primer nivel. "Nuestro proyecto es 100% exportación, ya que creemos que en Chile se venderá entre el 3 y el 5% de la producción solamente. En ese sentido, el mercado externo es más atractivo", indica.

Producción de primera línea
Las parras de Waqar son plantaciones que vienen evolucionando desde hace cinco generaciones, y ése es el gran plus de la marca. "Aguantamos la vendimia hasta cuando la uva está en su equilibrio organoléptico para su destilación, lo que le permite tener acidez. Las otras pisqueras, en cambio, buscan rendimiento, y necesitan alto grado de azúcar; nosotros, en cambio, buscamos el equilibrio", explican los socios.

Luego de lograr vinos sumamente aromáticos, que se pueden comparar con un chardonnay o sauvignon blanc, los almacenan en pequeños alambiques de cobre, donde los destilan durante dos semanas. Los primeros alcoholes en salir se recuperan desde arriba, y son más volátiles; a éstos se les llama cabeza. Luego viene el cuerpo, y después la cola, que son los alcoholes más pesados, que tienen aromas muy intensos.

"Nuestro proceso de producción, a diferencia de toda la industria nacional, consiste en tomar el 43% del cuerpo, dejar fuera la cabeza y la cola, y recuperar sólo los alcoholes que son más nobles, los aromas finos que no queman en boca y son delicados", indica Norman Dabner.

Gracias a este proceso, Waqar fue premiado en 2012 por la San Francisco World Spirit Competition con el primer lugar en la categoría Best Pisco y la Double Gold Medal. "Se trata de uno de los concursos más importantes en categoría de alcoholes. Ganar la medalla al mejor pisco del mundo nos certificó la calidad en la que estábamos trabajando", destacan los emprendedores.

Moscatel de Alejandría y rosada
Las uvas del pisco Waqar corresponden a las variedades Moscatel de Alejandría y Moscatel rosada. El vino es destilado, y los dueños utilizan los antiguos alambiques de cobre y leña, familiares en pequeños lotes de solo 1.200 litros de vino para su proceso de producción. El alcohol es envasado en botellas traídas de Francia con un diseño pintado sobre el vidrio. La unidad de pisco cuesta aproximadamente $30 mil en mercados como Europa y Estados Unidos.

Desarrollar la industria
Norman Dabner cree que para que la industria de los alcoholes premium se siga desarrollando en el país, es necesario también impulsar la coctelería.

"En general, los expertos toman el pisco solo y pese a que entre los especialistas eso se usa, creemos que es importante seguir desarrollando la coctelería. En Chile, por ejemplo, conocemos solo la piscola y el pisco sour, pero en el extranjero es una verdadera cultura la de crear tragos nuevos con licores nobles", dice el empresario.

Dabner asegura que no solo el pisco ha comenzado a sobresalir, también la cachaza y el saque, que están buscando su espacio y nicho de mercado.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia