Dólar Obs: $ 559,67 | -0,73% IPSA -0,06%
Fondos Mutuos
UF: 23.735,56
IPC: 0,80%
titulo destacado_1 destacado_2 destacado_3 destacado_4 boton
SECCIONES
DESTACADOS
Cómo conseguir auspicios: las claves para capturar el interés de las empresas
07.04.2012
Economía y Negocios
Daniela Paleo

Organizar un café concert , seminarios y encuentros, eventos deportivos, o incluso para ser deportista. Para todo se necesita un capital más o menos abultado para empezar, lanzarse y sacar cuentas alegres. El desafío: de dónde sacar el dinero para financiar estas actividades. Los auspicios saltan a la vista como una solución viable, pero a veces difícil de conseguir.

Seguimos la ruta de los que se aventuran en el mundo de los negocios independientes, deportistas y colegios, y al mismo tiempo, en el mundo del márketing de las empresas.

Objetivos claros
Lo primero que debe definir una persona que busca capital es hacia dónde quiere apuntar con el proyecto y presupuestar los costos de éste. Así como establecer el perfil del evento, si será de recreación, deportivo, o educacional, y buscar empresas que se identifiquen con esa actividad.

Federico Pümpin fue delegado de Relaciones Públicas del Colegio Verbo Divino en 2009 y estuvo a cargo de conseguirse auspicios para actividades de grandes proporciones, como el Congreso de Centros de Alumnos y el Festival Alcántara, que congrega a más de 3.000 personas cada año.

Pümpin comenta que la primera aproximación a una empresa es sencilla. Basta con contactar al departamento de márketing de una firma y averiguar el nombre de la persona encargada. "Lo más normal es que pidan un correo con la información del evento. Si se trata de un evento deportivo, las mejores opciones estarán en marcas de ropa, bebidas energéticas o bebidas isotónicas", explica.

Lo segundo es tener una presentación formal con información sobre quien pide el auspicio y las características del evento. Los auspicios pueden variar desde $100 mil a $10 millones, hasta apoyo en productos, todo dependerá de la actividad que se ofrece. "A las empresas se les propone la aparición de su marca en distintas instancias, ya sea con poleras, afiches o con un stand para un contacto directo con el público", dice Pümpin.

Experiencias en el deporte
Sebastián Eterovic es piloto de rally desde el año 2006. A él le ha tocado buscar auspicios para financiar el equipo y los costos del auto en que corre. Afirma que lo más importante para negociar es ponerse en el puesto de la persona que está al frente. "La mayoría de los que buscan auspicios se quedan sólo en sus logros y no ven la parte comercial de por medio. Al final hay que pasar todo a números", dice, ya que un gerente de márketing tiene que respaldar la decisión con cifras.

En tanto, el piloto de moto Jeremías Israel afirma que, pese a que conseguir un auspicio es una tarea titánica, se ha encargado de ser un deportista destacado, lo que agiliza la negociación con las empresas. "Trato de trabajar con marcas y empresas a las que admiro o consumo. Es importante la imagen que tiene la empresa dentro del deporte y fuera de él. Las empresas concuerdan en apoyar a rostros que representen los valores que ellos también defienden", dice.

¿En qué se fijan las empresas para entregar un auspicio?
Brevedad y síntesis es lo primero que valoran las empresas al evaluar un proyecto. En Valdivieso, por ejemplo, aprecian las presentaciones detalladas y claras: una pequeña descripción del evento; además de la fecha, lugar y horarios. La Product Manager de la viña, Eloise Bled, dice que es principal conocer la cantidad de invitados y características del público. La idea es tener una convocatoria selectiva, conocer el nivel socio económico de los asistentes, el rango de edad, sus intereses, etc. "Es importante saber si el evento cuenta con más auspiciadores y quienes son, además de la convocatoria de prensa que tendrá el evento y su difusión en los medios", dice.

En el caso de Claro, buscan actividades con un perfil masivo donde poder llegar a un grupo diverso, y otras más de nicho como conciertos o eventos verdes que son más pequeños y enfocados a un grupo de menor tamaño y que se puede abordar de una forma más directa.

La empresa dedicada a gestionar intercambios estudiantiles EF, por su parte, auspicia principalmente eventos en colegios y universidades, donde está el 90% de sus clientes. "Para los eventos deportivos, por ejemplo, los colegios se acercan a pedir ayuda para mandar a hacer las poleras", dice el gerente general, Pedro Flores.


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia